La Irrupción Digital de la Arquitectura

axonometrica 0128 LA IRRUPCION DIGITAL DE LA ARQUITECTURA

La Irrupción Digital de la Arquitectura

Resulta fácil alegar que la cibernética es significativa para la arquitectura…[1]

Con The Architectural relevance of cybernetics, de Gordon Pask nos encontramos ante el primer texto que relaciona el mundo digital que estaba en plena ebullición en los años 60, con la arquitectura, también en pleno ataque de hiperactividad.

Gordon Pask, el autor de este texto seminal, se avanza unos 25 años al papel que el software y el hardware van a tener en la modelización de los procesos naturales complejos,[2] y nos descubre el principio de una íntima relación; la relación entre lo digital y la arquitectura.

En esos años, 1969, la palabra que estaba de moda no era lo digital, sino lo cibernético, pues remitía, la palabra cibernético, a la interacción hombre máquina, según quedó muy explícito en la exposición del ICA de Londres del año 1968 Cybernetic Serendipity.

Para Pask la cibernética y la arquitectura disfrutan de una relación muy estrecha: comparten la filosofía de la investigación operativa, usando conceptos y palabras de Stafford Beer, el padre del management cibernético.

La base que usa Pask para afirmar tal cosa es que los arquitectos son ante todo proyectistas de sistemas que se han visto forzados a interesarse por las propiedades organizativas de los sistemas de desarrollo, comunicación y control. La cibernética es la disciplina que potencialmente tendría el papel de unificar los problemas de diseño relacionados con las propiedades organizativas mencionadas y permitiría unificar en una única teoría los conceptos abstractos que se derivan de las nociones cibernéticas.

Una teoría cibernética de la arquitectura.

En el pasado, en lugar de una teoría general existían subteorías que trataban facetas aisladas del tema. Teorías de materiales, de la simetría, del compromiso y de la responsabilidad humana, del artesanado, etc., que se desarrollaron de forma más o menos independiente a finales del siglo XIX.[3] Lo importante para Pask es que cada una de esas subteorías se orientaba hacia los sistemas, aunque surgieran antes de la invención de la palabra. En sentido embrionario Pask las considera teorías cibernéticas.

La lógica sistémica de Pask se fundamenta en la consideración de que un edificio no tiene significado si lo tomamos aisladamente. Sólo tiene significación y sentido como un entorno humano; un edificio interactúa constantemente con sus habitantes, sirviéndolos por un lado y controlando su comportamiento por otro. Las partes de un edificio, o un edificio entendido en un contexto, cobra sentido si se entiende como parte de sistemas mayores que incluyen componentes humanos y el arquitecto debe preocuparse de forma prioritaria, según el autor, por esos sistemas mayores. Estos sistemas son lo que diseñan los arquitectos. A esta idea de reciprocidad entre estructuras, hombres y sociedades es a lo que Pask llama mutualismo arquitectónico.

Pero Pask hace un paso más allá y declara que detrás de toda arquitectura hay una visión holística, y totalizante. Existe una intención de entender y resolver el todo por parte de la arquitectura que debe ser entendido para poder ligar una teoría cibernética de la arquitectura.

Quizás es esa función holística de la arquitectura lo que la dota de una complejidad extrema y por lo que se ve forzada a generar geometrías complejas para dar satisfacción al todo, al problema a resolver en su totalidad.

Veamos cuales son las maneras como la idea holística se expresa según Pask:

  1. Un edificio interpretado funcionalmente sólo puede ser útil si se lo considera en el contexto de una ciudad.
  2. Una estructura, bien sea un edificio o una ciudad entera, sólo puede concebirse con pleno sentido si se la considera en el contexto de su extensión en el tiempo; es decir, de su crecimiento y su desarrollo.
  3. Una estructura existe como parte de una intención; es decir, como producto de un plan.
  4. Si el hombre debe ser consciente de su entorno natural, entonces los edificios deben concordar, o bien surgir del entorno.[4]

Parece que Pask acaba de definir la concepción contemporánea de la arquitectura.

Veamos, Pask está hablando de contexto, un término que viene siendo una de las columnas vertebrales de la investigación contemporánea de la arquitectura, del tiempo, avanzando la idea de la 4ª dimensión de la arquitectura espacio/tiempo, la intención como parte de un plan, es decir la arquitectura no participa del libre albedrío artístico, sino que nace como una realidad motivada, una realidad fundada en una idea-fuerza planificada desde lo estratégico, y esta idea surge como respuesta a algún desafío, y por último otra de las ideas importantes, es la relación de la arquitectura con su entorno natural, ya sea por la vía del respeto al entorno, ya sea por la idea de mimetizar los comportamientos naturales como estrategia de desarrollo de lo arquitectónico.

Es por tanto bien interesante que un psicólogo como Pask en el año 1969 establezca las coordenadas de la arquitectura avanzada al sintetizar, con otras palabras, el devenir del paradigma digital, del paradigma biológico, del paradigma temporal y todo ello apoyado por la lógica de la estrategia.

Quizás sea pues la consideración holística de la arquitectura lo que la empuja hacia lo complejo y lo que la re-funda en términos contemporáneos, una consideración sin duda difícil de aplicar cuando la arquitectura se rige por el sentido de lo ideológico, como ocurre durante el periodo del movimiento moderno, y posible, cuando no necesario, cuando parte de una reflexión poliédrica y abierta.

No hace falta mencionar que la década de los 60 es el periodo iniciático en que la sociedad y por consiguiente la arquitectura se abre a una narración multifacética de la realidad. Por tanto no es de extrañar que sea la década donde la arquitectura cimienta su destino digital.

En la imagen The Colloquy of Mobiles. Una pieza pensada por Gordon Pask para la exposición Cybernetic Serendipity realizada en el ICA de Londres en 1968. La pieza consistía en cinco móviles coordinador por un ordenador. Ya fuere por la luz o el sonido, los cinco móviles colgados del techo empezaban a interactuar. Más información en http://www.medienkunstnetz.de/works/colloquy-of-mobiles

[1] PASK, Gordon, “The Architectural relevance of cybernetics”, Architectural Design núm. 6 vol. 7, Nueva York, 1969, pp. 494-496

[2] FRAZER, John, A Natural Model for Architecture/The Nature of the Evolutionary Model, An Envolutionary Architecture, Architectural Association Publications, Londres, 1995, p. 9

[3] PASK, Gordon, “La significación arquitectónica de la cibernética”, La digitalización toma el mando, Gustavo Gili, Barcelona, 2009, pp. 17-18

[4] Op. Cit, PASK, 2009, p. 19.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: