On Site

axonometrica 0126 ON SITE

On SIte

La revista trimestral On Site se publicó entre 1972 y 1974 a iniciativa del colectivo SITE, acrónimo de Sculpture in the Environment, una organización fundada en 1970 por los artistas Alison Sky y James Wines, a quién pronto se les unieron la artista Michelle Stone y el arquitecto Emilio Sousa. Como jefe de redacción, Sky consideraba que la revista era una línea de comunicación para explorar las artes relacionadas con el entorno. Esta define las intenciones de On Site de la siguiente forma:

Elegí este formato concreto porque, al abrirlo, te trasladaba al horizonte, al lugar, al panorama, y no al objeto o la cosa. Tiene yuxtaposiciones muy juguetonas. Mi intención siempre fue que estas publicaciones se pudieran leer a varios niveles. Se pueden leer por los títulos –puedes recibir un mensaje con sólo leer los grandes titulares–; se pueden leer visualmente, sin necesidad de leer el texto; o se puede leer el texto. Las producíamos nosotros mismos. No recuerdo qué tirada hicimos, me suena que unos cinco mil ejemplares. Yo pensaba un tema, lo investigaba, buscaba las imágenes, hacía la maquetación y lo llevaba a imprenta. También hacía la composición, de hecho, las primeras publicaciones estaban hechas con linotipia y caracteres de plomo, y luego las distribuía. Las enviábamos a todo el mundo, gente de todas las categorías, arte, arquitectura, bibliotecas, etc. Tuvimos una gran respuesta. Funcionó en tanto que generó diálogo. Lo cierto es que tuvimos una respuesta mucho más entusiasta a la publicación que a los proyectos que estábamos intentando construir […]. Porque, en cierta forma, era menos amenazadora y también porque a todo el mundo le gusta ser publicado. De modo que de un día para otro te convertías en la mejor amiga de todos, porque publicabas cosas.[1]

Además de defender el arte público, SITE también pretendía redefinir sus parámetros. La arquitectura, tema constante de discusión, se consideraba una materia prima para el arte, aunque a menudo los artistas y arquitectos contemporáneos olvidaban su potencial de relación con la esfera pública. En consecuencia, los proyectos más relevantes de SITE fueron encargos de arquitectura, como las salas de venta y exposición para Best Company de finales de los setenta y ochenta.

En 1973, el cuarto número de On Site, que lleva el mismo título que una exposición de Duchamp, NOT SEEN and/or LESS SEEN of…, se centra en lo que no se ve en arte y arquitectura e incluye artículos sobre Yves Klein y Robert Smithson, proyectos de grupos de arquitectura experimental como Haus Rucker-Co. y Missing Link, además del texto teórico de Peter Eisenman Notes on a Conceptual Architecture [2].

Sin limitar el alcance de la revista a estrechas definiciones del arte y la arquitectura, On Site aspiraba a plantear cuestiones más amplias sobre la calidad, la dinámica y el potencial del espacio. El último número, titulado On Site On Energy, apareció en 1974; en el contexto de la crisis mundial del petróleo, extendía sus investigaciones a los recursos naturales y al papel de la energía en el hábitat humano.

Más adelante, en 1981, SITE propone el proyecto The Highrise of Homes.[3] En la misma línea de lo comentado anteriormente, es decir, en la senda de la exploración de la calidad, la dinámica y el potencial del espacio, esta propuesta experimental de viviendas de gran altura se compone de quince a veinte niveles para ser ubicados en un centro urbano densamente poblado.

Según ellos mismos definen en su website, el proyecto está dirigido a residentes de ingresos medios e incluye tiendas, aparcamiento e instalaciones residenciales. La configuración de la estructura es de acero y hormigón. Esta matriz soporta una comunidad vertical de casas particulares, agrupadas en comunidades distintas en cada piso. Cada nivel es una plataforma flexible que se puede comprar como paquete de solares separados. Un ascensor central y núcleo mecánico proporcionan servicios a las casas, jardines y calles interiores individuales.

La motivación filosófica detrás de este concepto es una crítica de la tradición del siglo XX de edificios de varios pisos homogeneizados y sin rostro, que eliminan la posibilidad de los habitantes urbanos de demostrar alguna evidencia de su presencia en el paisaje urbano. Como alternativa, The Highrise of Homes ofrece a los residentes una oportunidad única para lograr una declaración individual de identidad.

El propósito es cambiar las premisas para la evaluación estética de los edificios de gran altura lejos de la continuidad del diseño ortodoxo, a favor de los méritos artísticos de collage de la arquitectura, basados en la indeterminación, la idiosincrasia y la diversidad cultural.

La singular trayectoria de los SITE siempre ha buscado ecualizar los compromisos entre el arte, la arquitectura, el medioambiente y la expresión individualizada de la sociedad. Un producto genuinamente americano, no exento de una potente carga de profundidad.

 

En la ilustración del post, la portada de la revista On-site, núm. 4, de 1973. La imagen quiere explicitar    aquello que no se ve.

[1] FONTENOT, Anthony, entrevista (inédita) realizada el 20 de Octubre del 2006, Universidad de Princeton, Princeton.

[2] Publicado originalmente en EISENMAN, Peter, Notes on conceptual architecture: Towards a definition, Design Quaterly, nº 78/79, Minneapolis, 1970

[3] Más información en http://www.siteenvirodesign.com

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: