Constant, la utopía cobra vida

0030 CONSTANT NEW BABYLON 1964

Constant, la utopía cobra vida

En el paisaje utópico de los años sesenta, donde resuenan nombres como Kurokawa, Fuller, Friedman, Archigram, Utopie o Archizoom, el proyecto de Constant destaca por su rigor ideológico. Las utopías tecnológicas de Archigram o Buckminster Fuller no se distinguen por conceptos sociales de base en sus propuestas. Para estos arquitectos es, sobre todo, la fascinación por las extremas posibilidades técnicas de los nuevos materiales y métodos de construcción lo que nutre su imaginación. La concreción de sus ideas, trabajos y propuestas parecen tener un trasfondo social, pero ni Archigram ni Buckminster Fuller vinculan estas ideas con una visión socio-política. Constant, por otra parte, sitúa su proyecto New Babylon enfáticamente dentro de una (neo) marxista crítica social y presenta su visión del futuro como la antítesis de la falsa sociedad sobre la base de una nueva distribución de los medios de producción.

La New Babylon de hecho, traza una nueva forma de sociedad y de vivienda. Su punto de partida es la idea de que una profunda automatización de la producción puede llegar a un punto donde el trabajo se convierte en innecesario para que la gente pueda disfrutar de un tiempo libre casi infinito. La superficie de la tierra irá siendo cubierta por secuencias de sectores, gigantescas estructuras construidas por enormes torres que soportan un paisaje de agricultura mecanizada y automatizada, cubierto por vías rápidas. La característica típica de la vida en el sector es que las personas están totalmente liberadas: son liberados de todos los vínculos, normas y convenciones. Se vive en un entorno que está totalmente libre de la opresión y en el que se tiene el control completo. La New Babylon es un laberinto dinámico que está continuamente siendo reestructurado por la espontaneidad y la creatividad de sus habitantes.

Constant puso de manifiesto esta visión del futuro en numerosos mapas, maquetas, dibujos y pinturas. Los mapas muestran toda una serie de estructuras vinculadas que se extienden a través del paisaje. Estas existen en diversas escalas, empezando por una cuasi-dimensión europea, como por ejemplo con el mapa de la región del Ruhr de La New Babylon, y continuando con maquetas que simulan el desarrollo de ciudades o distritos de ciudades como Amsterdam, Amberes, París,…

La idea de sector es también una investigación sobre nuevas geometrías. Durante los primeros años de la New Babylon, Constant hizo un gran número de maquetas con una gran variedad de formas y geometrías, construcciones en forma de paraguas transparente, estructuras que se asemejan a conchas, los llamados spatiovores, sectores como los descritos, creando partes de grandes megaestructuras que pueden llegar a cubrir el paisaje, maquetas de espacios laberínticos, etc.

Por encima de todo, las maquetas dan la imagen de un mundo artificial, complejo, dominado por la tecnología y en el que los materiales artificiales y las ingeniosas técnicas de construcción, se utilizan para hacer un tipo de vivienda que existe fuera del paisaje y cuyas características son la indeterminación, el entendimiento mutuo y una geometría de raíz compleja. La sugerencia de un modo de vida nómada, solamente posible gracias a la tecnología.

Así como avanzaba el trabajo en la New Babylon, Constant incrementaba los dibujos y las pinturas para poder transmitir su atmósfera. Realizó numerosos dibujos que evocan los principios de construcción de la New Babylon, que expresan la tensión, la complejidad y la potencia poética de las formas estructurales. Otras pinturas y dibujos dan una impresión del carácter espacial de la New Babylon. Se enfatiza todo aquello que sugiere dinamismo y movilidad, escaleras, ascensores inclinados, paredes ajustables, etc. Aparecen unas masas amorfas que simulan más o menos siluetas humanas. Una característica típica de los dibujos es la tensión que transmiten. Esta tensión es a menudo creada por los medios gráficos, frágiles figuras se oponen a lo compacto, lo oscuro se opone a la luz, las líneas dinámicas se contrastan con los volúmenes estáticos. A veces, la tensión se produce por el ritmo que las paredes dan a la estructura del espacio representado, o viene dada por los movimientos de las figuras humanas o las distorsiones de la perspectiva. Esta tensión se puede considerar como indicativo de la continua oscilación entre la liberación y la inquietud a la que el espectador es sometido. En este sentido los dibujos, más que las maquetas, forman una especie de transformación del discurso de Constant de un utópico mundo libre a la idea de opresión y desigualdad.

Lo mismo puede decirse de las pinturas que produjo Constant durante su periodo de la New Babylon. Típicos de sus trabajos pictóricos son sus vivos colores brillantes, sugiriendo escenas de alegres festejos. El elemento de juego pasa a primer plano en forma de figuras como de carnaval muy abundante en las escenas. En las pinturas laberínticas, como Oda à l’Odéon, 1969 o Ladderlabyrinth, 1971, sin embargo, el conflicto es el sentido dominante. Aquí ya no hay ninguna perspectiva clara, las obras carecen de un punto central en la organización espacial que pueda jerarquizar el conjunto. Uno experimenta este espacio como ambiguo y opaco; siluetas humanas vagan al parecer sin rumbo y sin ninguna interacción.

El gesto de despedida de Constant a la New Babylon podrían encontrarse en una pintura de 1973 titulada Terrain vague. Un espacio desocupado casi apocalíptico se sitúa en un horizonte negro como la noche. El primer plano y los bordes del campo visual están parcheados y cortados con líneas. Apenas es reconocible en la distancia una estructura de la New Babylon. En una inspección más cercana, la monótona superficie amarilla y blanca que ocupa la mayor parte de la pintura se transforma en una superposición más compleja de collages de periódicos y otras imágenes. ¿Se trata de un palimpsesto que representa el fin de la historia?

New Babylon describe un mundo donde la gente está liberada de todas las normas, formas y convenciones. Todos los lazos de opresión se disuelven y ya no hay una estructura fija de las obligaciones sociales o de lealtad a la familia o para un lugar específico. El lugar común – el marco ordinario del día a día que da vida a la forma y que además permite aplazar indefinidamente cualquier pregunta sobre el sentido último de la vida – se ha suprimido.

En cierto sentido, New Babylon es el cumplimiento de la lógica de la negación que es característico de la vanguardia: con el fin de alcanzar el objetivo de la liberación total de todas las normas y convenciones, todos los hábitos y las tradiciones tienen que ser destruidos. New Babylon presenta una imagen de una forma social en la que los deseos de la persona y los requisitos de la comunidad están indisolublemente entrelazados. Tal y como lo describe Constant, es una sociedad donde ya no hay ninguna necesidad de secreto y de posesiones, sino que es una absoluta colectividad en la que el interés general coincide automáticamente con la suma de intereses individuales. New Babylon, al parecer, es una sociedad sin relaciones de poder.

Una utopía como esta, sin embargo, está llena de contradicciones internas, que, involuntariamente aparecen en los dibujos y pinturas de Constant. De hecho, es imposible imaginar una sociedad que sea tan armoniosa y libre de estrés, sin que sus miembros hayan sido sutilmente obligados a adaptarse y ajustarse, una opresión que implica lo contrario de una verdadera libertad. Dinamismo, flexibilidad y cambio permanente están, de hecho, inevitablemente en conflicto con cualidades tales como paz, reposo y armonía.

Considerando que la teoría de Constant sobre la New Babylon nos habla de una paz y armonía absolutas, que se alcanzaría una vez que la revolución haya hecho camino, su imaginería nos presenta una historia diferente. Los dibujos y pinturas de hecho, parecen transmitir mucho más en profundidad la comprensión de la condición humana que los textos. Las imágenes son difícilmente interpretables como una prefiguración ideal futuro, sino que más bien surgen como una constatación sobre la imposibilidad de dar una forma concreta a la utopía. En la complejidad, de la que podemos hacernos una idea a partir de los dibujos, y en mayor medida en las pinturas, el lado oscuro del mundo de la New Babylon también está representado. Dibujos y pinturas que muestran que la pasión por viajar y la falta de vínculos permanentes son ilimitados, pero que también dejan claro que esta condición está inseparablemente ligada a la indeterminación, y la falta de un suelo propio. Una pintura, como Constant decía durante su período en el grupo Cobra[1], es un animal, una noche, un grito, un ser humano o todo esto junto a la vez.

Este concepto sigue teniendo sus repercusiones en su periodo de la New Babylon. Como resultado de ello las pinturas hacen visible algo que las maquetas y los escritos ocultaban: el hecho de que este utópico mundo no es perfecto y armonioso, que el desmantelamiento de todas las convenciones conduce a un punto cero de la existencia humana donde el esfuerzo por ser auténtico se reduce a un torrente de sensaciones y percepciones, ya no un ideal sino una caricatura. En este sentido La New Babylon es una sorprendente prueba de la imposibilidad de formalizar la utopía, de asimilar una forma propia, de concretar una lógica formal.

Aun así Constant representa una actitud positiva, generatriz y creativa de los años sesenta, en sus creaciones se puede observar como por un lado confluyen una visión ideológica enraizada en la sociología marxista de base y una lectura totalmente alucinada de otra realidad posible. El ímpetu de una necesaria ingenuidad y una estructurada complejidad da al trabajo de Constant, especialmente en sus oníricas maquetas, una lectura muy acertada del espíritu bullicioso y enérgico de los sesenta a la vez que atisba el principio de una realidad mucho más compleja, interconectada e indeterminada.

*La imagen del post es un dibujo de Constant de la New Babylon fechado en 1964.


[1] Oficialmente, el Grupo Experimental fue creado el 16 de julio de 1948 en el domicilio de Constant, quien redactó un manifiesto: “Tenía como ideal un movimiento de vanguardia, dentro del espíritu de las vanguardias de antaño, con tomas de posición y declaraciones proclamadas a la faz del mundo”.

Comments
One Response to “Constant, la utopía cobra vida”
Trackbacks
Check out what others are saying...


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: